Consejo de MInistros 20/6/2008: texto refundido de la Ley del Suelo y modificaciones en la Ley de Arrendamientos Urbanos

Sharing is caring!

APROBADO EL TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY DE SUELO

  • Aglutina toda la normativa y se convierte en el código básico único
    para el funcionamiento del mercado y para las nuevas políticas de
    ordenación del territorio
  • La Ministra de Vivienda informó al Consejo de Ministros de
    las líneas estratégicas del nuevo Plan de Vivienda que han concitado el
    consenso de todos los representantes autonómicos en la reciente
    Conferencia Sectorial de Vivienda, Suelo y Edificación

El Consejo de Ministros ha aprobado el texto
refundido de la Ley de Suelo que ha contado con el preceptivo dictamen
positivo del Consejo de Estado y que recoge las aportaciones de las
Comunidades Autónomas, la Federación Española de Municipios y
Provincias y de los agentes del sector inmobiliario.

De esta forma, el Gobierno cumple los plazos de
aprobación del texto integrado, que expiraban el próximo 1 de julio,
fecha en la que la Ley de Suelo cumple su primer aniversario desde su
entrada en vigor.

Así, la Ley de Suelo, que ha supuesto una
revolución en relación con las anteriores legislaciones de suelo de la
democracia, se convierte en un código unificado para actuar como
herramienta para conseguir un ordenamiento del territorio sostenible,
para frenar el mercado especulativo del suelo, para combatir la
corrupción urbanística y para abrir los procesos inmobiliarios a los
ciudadanos.

Hasta ahora, a pesar de la aprobación de la Ley
de Suelo, aún existían una serie de códigos normativos dispersos
procedentes de la anterior ley de 1992.

Informe sobre el Plan de Vivienda 2009-2012

Por otro lado, la Ministra de Vivienda ha
presentado al Consejo de Ministros los resultados de la Conferencia
Sectorial de Vivienda, Suelo y Edificación que reunió a todas las
Comunidades y Ciudades Autónomas el pasado martes.

La Ministra ha destacado el gran consenso y la
oferta de todos los representantes autonómicos para codiseñar y
compartir las líneas estratégicas del nuevo Plan de Vivienda 2009-2012
que ha previsto el Ministerio de Vivienda.

De este modo, la titular de Vivienda ha
explicado al Consejo de Ministros que el nuevo Plan estará marcado por
la flexibilidad, de modo que asumirá las diferentes fórmulas y
necesidades de vivienda y suelo que se planteen desde las distintas
Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas, y también desde la
Federación Española de Municipios y Provincias, que asistió a la
Sectorial como participante con voz.

La Ministra ha remarcado que las líneas
vertebrales del nuevo Plan de Vivienda, que ya tienen el visto bueno
previo de las Comunidades Autónomas, pasan por la promoción del
alquiler, especialmente de la vivienda protegida arrendada; la
movilización de suelo público y la rehabilitación, la renovación urbana
y la modernización desde el punto de vista energético (Plan Renove).

Ha especificado que se promoverán, entre otras
figuras, la del alquiler con opción a compra y la cesión de suelo en
derecho de superficie. Para este último instrumento, Vivienda
impulsará, junto con Justicia, una reforma del Reglamento Hipotecario
para facilitar la titulización de hipotecas.

Promoción del alquiler

Hay otras reformas normativas que el Ministerio
de Vivienda está abordando junto con el de Justicia para promocionar el
alquiler. Se trata de la modificación de la Ley de Arrendamientos
Urbanos para facilitar la reversión de la vivienda al propietario para
el uso de hijos, nietos o abuelos. También se estudia reformar la Ley
de Enjuiciamiento Civil para agilizar los desahucios por impago.

Otra reforma prevista es la de la Ley de
Propiedad Horizontal para favorecer el Plan Renove de eficiencia y
sostenibilidad energética de los edificios. Se trataría de rebajar el
quórum necesario para abordar este tipo de rehabilitación sostenible y
equipararlo al necesario para adoptar reformas relacionadas con la
accesibilidad.

La Ministra de Vivienda ha destacado que la
futura puesta en marcha del Plan Renove y la aplicación del Código
Técnico de la Edificación incidirán en la rebaja de la factura
energética en un 25 por 100 y en la de la emisión de gases de efecto
invernadero, en un 30 por 100.