admin marzo 12, 2009

Sharing is caring!

Los hijos de un matrimonio gay concebidos por un vientre de alquiler podrán ser inscritos en el Registro Civil sin que figure una madre. La resolución modifica la postura mantenida hasta ahora por el Ministerio de Justicia, y soluciona el problema legal planteado por la paternidad conseguida mediante la llamada gestación subrogada, una práctica que aunque es ilegal en España, está permitida en algunos Estados de EE UU, como California.

La situación fue planteada por un matrimonio de Valencia, José y Juan nombres supuestos, que en octubre tuvieron dos hijos con una madre de alquiler en San Diego California. Entonces, el consulado se negó a inscribir a los niños como hijos de ambos, a pesar de que en el certificado de nacimiento no figuraba el nombre de madre alguna, y sí se establecía que ambos eran los padres de los pequeños.

La directora general de Registros y el Notariado, Pilar Blanco- Morales, avaló entonces aquella postura: «Lo que estas parejas han hecho es un fraude de ley internacional. Ya sabían que en España esa práctica es ilegal. Ese hijo tiene una madre biológica, y eso no se puede obviar», señaló.

Pero eso fue antes de que nacieran los pequeños. Éstos llegaron en enero a España con un visado de turistas, siempre bajo el cuidado de sus padres. Y la propia Blanco-Morales, en una resolución fechada el 18 de febrero que le llegó el lunes a la pareja, ordena que «se proceda a la inscripción en el Registro Civil Consular del nacimiento de los menores», y que en su filiación figuren los dos hombres.

«No pueden quedar en un limbo jurídico», señaló ayer a este periódico. Por eso, en la resolución, de 10 folios, se explica que ante la posibilidad de que los niños vivieran una doble situación con dos padres en Estados Unidos y con una madre, aunque ésta nunca se haya encargado de ellos ni los haya vuelto a ver, en España, «siempre es preferible proceder a dicha inscripción en nombre del interés superior del menor».

via Justicia rectifica y acepta registrar a dos hijos de ‘madre de alquiler’ · ELPAÍS.com.